sábado, 24 de enero de 2009

Dos



(Venimos de aquí)

2

Anoche ví a Escritor Famoso por la tele. Fue en uno de esos programas culturales de la madrugada que casi nadie ve, estaba cambiando de canal intentando dormirme con las teletiendas o encontrar porno en alguna local cuando lo ví, con las gafas de sol puestas y aplastando cigarros como Bob Dylan en el año 65. Hablaba como si estuviera en el lado salvaje de la vida, “fuego sordo”, decía, y no pude sino pensar que todos los hombres somos patéticos, imitando fachadas que hemos visto en algún lugar para esconder nuestro vacío, sin comprender que esas fachadas copiadas son realmente el vacío, el más intenso de todos los vacíos. Pensé también que Escritor Famoso no habría escuchado un disco de Bob Dylan en toda su vida, y eso me molestó.

Esta mañana le he llamado por teléfono:

- Anoche me imitabas por la tele. Esa forma de hablar tras las gafas de sol, esa forma de aplastar los cigarrillos… Ése soy yo. Estabas imitando mi estilo.
- ¿Estilo? ¿De qué me estás hablando, hombre? ¿Por salir fumando en televisión crees que imito tus estúpidos gestos? ¿Eres la única persona en el mundo que fuma?
- Soy la única persona en el mundo que apaga los cigarrillos así.
- Estoy alucinando, de tanto intentar comportarte como un tío raro has acabado convirtiéndote en un tío raro y demente.
- No sólo creo que imites mis gestos. Quiero leer la novela. Es decir, quiero leer las partes que has escrito tú. Estoy seguro de que también me imitas al escribir, de que esa novela es más mía que tuya

Me ha colgado.


2 comentarios:

Guilloböy dijo...

Y al menos Escritor Famoso escribe (si es que lo hace) bien las partes "importantes"???

JLG dijo...

Jeje, lo mejor/peor de todo esto es que nadie ha leído las partes "importantes", por lo que no podemos estar seguros de que realmente existan.