sábado, 7 de marzo de 2009

Por mudanza y otros tipos de infiernos inmobiliarios no me he puesto a escribir desde hace tres semanas. En cuanto las cosas se asienten, este blog debería retomar su ritmo habitual.

En cualquier caso, he pensado en utilizar el parón para comenzar de forma distinta, intentar darle un rumbo nuevo a esto.

Hacia dónde no lo sé, pero un rumbo nuevo.

1 comentario:

regino dijo...

hombre, casi al mes resucitó, ya era hora...a ver qué rumbo coges